Lluvia y mascotas

A nuestros peludos les afectan los cambios de tiempo y las lluvias tanto como a nosotros. La clave para que nuestros gatos y perros estén igual de a gusto cuando llueve es mantener nuestras rutinas y hábitos de juegos y paseos. Aquí te dejamos algunas recomendaciones que seguro que te vienen fenomenal.

  1. No cambies tu rutina. Nuestras macotas están acostumbradas a pasear a ciertas horas, y no entienden de lluvias. Así que, si no es una lluvia torrencial, mantén tus paseos.
  2. Chubasquero para ti, y para él. Siempre que sea posible, tapa a tu mascota con una prenda impermeable, evitará que se moje y que se resfríe.
  3. Sécalo cuando llegues a casa. Es importante secar tanto el pelaje como las patas para evitar que cojan frío y poner su cama en un sitio cálido de la casa.
  4. Los truenos son motivo de estrés. La mayoría de los animales se estresan con los truenos. No podemos explicar lo que están pasando, pero sí acompañarlos para que noten que estamos cerca y se sientan seguro.