¿Qué hacer con nuestros peludos en vacaciones?

La mejor forma de que nuestro peludo se sienta como en casa durante las vacaciones es llevarlo con la familia. Llevar a tu peludo de viaje es una gran opción. Hay muchos destinos animal friendly de los que disfrutar en su compañía. Asegúrate de que el viaje va a resultarle cómodo, y que puede estar cerca de ti el mayor tiempo posible.

Ten a mano, y siempre en regla, su documentación y cartilla de vacunación. En vacaciones aumenta el número de pérdidas y abandonos de animales. El microchip obligatorio evita malos tragos, y facilita su recuperación en caso de pérdida. En su maleta, siempre un botiquín específico y sus cosas cuotidianas, que le ayudarán a sentirse como en casa.

Si no es posible llevarlo contigo, hay otras opciones a las que podemos recurrir para que disfrute también del tiempo estival y se le haga más llevadera la espera hasta que regresemos, como casas familiares, guarderías o cuidadores en el domicilio. Sea como sea, busca un entorno familiar para tu peludo, y asegúrate de que se va a sentir cómodo y a salvo.

El abandono NUNCA es una opción. No son vacaciones en familia si faltan nuestras mascotas.